Gaztebizz.eus helbideak cookie-ak erabiltzen ditu, bereak zein hirugarrenenak, zerbitzua hobetu eta nabigazio ohiturei buruzko informazio estatistikoa lortzeko. Nabigatzen jarraitzen baduzu haien erabilera onartzen duzula ondorioztatuko dugu. Informazio gehiago nahi izanez gero Cookie-en atala kontsulta ezazu.

Aldundiaren Logoa

Bizkaiko Foru Aldundia - Diputación Foral de Bizkaia

GazteBizz

Prestik Logoa

Honakoan zaude:

BERRIAK

Ni, ekintzailea

deia.com - 2012/11/07 -Enplegua

Ez beharrezko inbertsioak ezta ezezagunari beldurrak ez eben hiru gazte bizkaitar honeek oztopatu euren enpresa propioa sortzeko orduan.

Dinakotasuna eta ilusinoa dira euren lan tresna nagusiak

Naiara Landa ahorró los primeros euros para montar su empresa podando viñedos en bodegas de txakoli. Su primera oficina la instaló en un bar de Somera y tuvo que recorrer caserío por caserío prácticamente todas las bodegas de Bizkaia para captar a sus primeros clientes. Hoy en día, es cofundadora y socia de un laboratorio de análisis enológico que ya sueña con expandirse a La Rioja y Asturias.

"La verdad es que no sé ni cómo hemos llegado hasta aquí. Se trata de romper barreras, la gente te anima, te vas enganchando, ves que los clientes están contentos... En las peores épocas es cuando hay que salir adelante. Ahora estoy muy contenta; creo que no sería capaz de trabajar por cuenta ajena", admite con una sonrisa radiante.

José Chusa e Irati Coterón son otros dos jóvenes emprendedores vizcainos. Tres ejemplos de que, pese a todas las dificultades y obstáculos, buscar una oportunidad por cuenta propia en el cada vez más complicado mercado laboral es una salida con futuro. La feria Prestik -impulsada por la Diputación y que, en su primer día, recibió la visita de 4.612 jóvenes- fue ayer testigo de sus experiencias, las dificultades que encontraron en el camino y cómo sortearon esos obstáculos. "Unos supervivientes del día a día". Es la definición que da José Chusa de qué es ser un emprendedor. Este joven de 33 años tuvo la "suerte" de que la empresa en la que trabajaba le despidiera hace casi dos años. En 2011, junto a un socio, fundó una ingeniería relacionada con la automoción. En sus inicios no tenían ni un ordenador: "Empezamos con un portátil que tenía yo y capitalizando el dinero que me había quedado de paro". Hoy, en ESS, trabajan diez personas y prevén contratar a otras dos antes de que finalice el año. "Cuando te ves en una situación de necesidad buscas una salida; cuando no tienes nada, no tienes nada que perder", reconoce. Aunque ahora se siente "realizado", recuerda que los comienzos estuvieron llenos de miedos: "Pasas de hacer tu trabajo a llevar todo en una empresa. En mi caso, por ejemplo, no sabía ni hacer una factura. Estás lleno de inseguridades, de miedo escénico... Pero el día a día te va enseñando".

A Irati Coterón casi la tomaron por loca cuando, a sus 23 años, hace ahora unos seis meses, se planteó hacerse cargo de uno de los supermercados de una conocida franquicia. "Y, ¿qué hago? ¿Tumbarme todo el día en el sofá viendo la tele?", respondía ella. Algunos meses trabajando le habían permitido contar con unos ahorros que, junto al apoyo de sus padres, le permitieron ponerse al frente de su propia empresa. Para ella, resulta clave tener una actitud muy positiva a la hora de emprender un negocio propio. "Hay que huir de los comentarios tipo estás loca o ahora, con la que está cayendo, ¿te vas a meter en eso? Y saber escuchar, ser humilde. Tienes que estar abierto a escuchar porque, aunque creas que no, todo el mundo te puede enseñar algo", explica. José comparte esa opinión. "Es importante olvidar cierto orgullo que te entra a veces y escuchar a la gente de tu entorno. Es bueno pedir consejos continuamente, da igual a quién. Y no tomar decisiones de forma impulsiva; siempre hay que tener una jornada de reflexión, dar un par de vueltas a las cosas".

Si tuvieran que trazar un decálogo para nuevos emprendedores, los tres coinciden en definir la idea como primer paso. "Si la defines bien y crees en ella, tienes el 60% del trabajo hecho", defiende Naiara. "Tienes que tener una idea y un plan de negocio claros. Siendo lo más realista posible, claro; a mí me hubiera gustado montar una empresa al estilo la NASA pero...", ejemplariza José.

Buscar información, bien en cursos especializados para emprendedores bien en entidades que se dedican a apoyar y financiar los nuevos proyectos, también figuran en esa lista. "Hay muchos recursos y es bueno acudir a ellos para contar con su apoyo", admiten.

Sobre las habilidades que se necesitan para ser emprendedor, afirman que se adquieren con la experiencia. "Yo, por ejemplo, era muy vergonzosa, hasta que tuve que llamar casa por casa buscando clientes. Acabas haciendo cosas que no te veías capaz de hacer. Es como conducir; apruebas el examen teórico, pero cuando de verdad aprendes es cuando te pones al volante", apunta Naiara.

Estos emprendedores también tienen una lista de peticiones para las instituciones, de forma que cada vez sean más los que se animen a montar su propia empresa. "Estaría muy bien hacer más campañas de formación y ofrecer facilidades para acceder a locales, porque los alquileres son caros. Eso te permitiría centrarte en tu trabajo", plantea Naiara. Para José, la clave está en las ayudas fiscales. "Contratar a alguien y generar actividad económica supone un esfuerzo importante; podrían dar más facilidades a la hora de contratar a personas, pagar el IVA... Se podría hacer más".

Con todo lo bueno y lo malo, los obstáculos y las satisfacciones, ellos están satisfechos de lo que han conseguido. "Te sientes realizado, porque tú tomas las decisiones", defiende José, que ya piensa en abrir su empresa, que ya trabaja en países como China o Argentina, a otros campos de la ingeniería.

Ekintzaileak Prestiken (Deia)

Prestik Txostena
www.gaztebizz.eus
94 406 80 00
Gaztebizzaren logotipoa

Baliozkotzea


© 2019 - Gaztebizz